<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=509041493238819&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Matrimonio infantil se ha duplicado durante la pandemia de covid-19

World Vision
May 20, 2021 9:00:00 AM
  • La pandemia disparó las estadísticas de embarazo adolescente en América Latina, es la segunda tasa más alta del planeta.
  • Covid-19 ocasionó el mayor aumento de matrimonios infantiles en los últimos 25 años.
  • World Vision advierte que 4 millones más de niñas podrían casarse antes de 2022.
  • La ONG se asocia con líderes de fe, niños y autoridades locales en más de 70 naciones para cambiar leyes y normas sociales para prevenir el matrimonio infantil.

El más reciente reporte “Rompiendo las cadenas”, publicado por World Vision, revela que el matrimonio infantil se ha duplicado en varias comunidades entre marzo y diciembre de 2020, en comparación con el mismo periodo de 2019. El hallazgo se corresponde con las predicciones de la agencia humanitaria de que la profundización de la pobreza, tras el advenimiento de la pandemia, podría sumar otras 4 millones de niñas en esta condición al 2022.

En el caso de Ecuador, el matrimonio infantil se encuentra prohibido a partir de la Ley Reformatoria al Código Civil planteada el 19 de junio de 2015. El matrimonio de niñas de menos de 15 años pasó de 839 en 1997 a 121 en 2015, mientras que en adolescentes mujeres de entre 15 a 17 años pasó de 8598 a 1367 en el mismo período. Sin embargo, a pesar que la información disponible muestra una reducción sostenida del matrimonio en niñas, niños y adolescentes, la sola prohibición no implica una eliminación de las uniones tempranas de niñas y adolescentes del país. A partir de la implementación de esta ley se incrementaron las uniones infantiles forzadas y no existe un registro claro de datos, lo que no permite visibilizar claramente la problemática.

La organización humanitaria y no gubernamental advirtió que la crisis económica y el deterioro de los sistemas de apoyo ha sido un estímulo para el matrimonio infantil. Ante el desempleo, la pérdida de ingresos familiares y la incapacidad de proveer económicamente para el grupo familiar en algunos contextos se ha acudido al matrimonio o uniones de hecho de niñas con personas adultas, aun cuando la legislación local así lo prohíbe.

“Al entregar a las niñas a parejas adultas se perpetúa y normaliza una relación de abuso, se permite una iniciación sexual temprana, se impide o interrumpe la educación y desarrollo y se generan relaciones de dependencia material que arriesgan tanto el bienestar de las niñas, como el de los hijos que tengan”, expresó Joao Diniz, Líder Regional de World Vision para Latinoamérica y el Caribe.

World Vision estima que 4 millones de niñas adicionales podrían casarse debido a la pandemia de cara al 2022, a nivel global. Este tipo de violencia exacerbada por el deterioro económico ocasionado por la pandemia de la covid-19, ha disparado los embarazos en adolescentes en Latinoamérica y el Caribe, región que tiene la segunda tasa de embarazo adolescente más alta del planeta, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Población1 (UNFPA). La misma fuente cita que cada año 1,5 millones de adolescentes en la región dan a luz y un tercio de ese número es por falta de información y producto del abuso. Este año, UNFPA estima que podrían registrarse entre 400.000 y 500.000 embarazos adicionales.

En Ecuador, en los últimos tres años, 7 niñas y adolescentes entre 10 y 14 años de edad dieron a luz cada día, lo que evidencia que son abusadas sexualmente o producto de uniones forzadas; y se registraron 65 partos y 158 embarazos en mujeres de 15 a 19 años cada día, llegando a la alarmante cifra de 26.000 partos anuales entre niñas y adolescentes en el país. En 2019 hubo más de 51 mil nacidos vivos de madres adolescentes, de los cuales, 1814 corresponden a adolescentes menores de 14 años.

Dana Buzducea, Líder Global de Incidencia afirmó que “es preocupante que cada año 12 millones de niñas se casen antes de cumplir 18 años. Cada una de ellas representa una tragedia de largo efecto: pupitres vacíos en las aulas, niñas tratadas como mercancías y la pérdida del potencial económico y social de cada una. Sabemos que la desesperación, la pobreza y factores culturales pueden conllevar al matrimonio infantil, particularmente en comunidades que enfrentan mayor adversidad económica. La pandemia y los confinamientos han incrementado la presión sobre las familias, amenazando el derecho de las niñas a vivir una niñez sana y segura y alcanzar su pleno potencial”.

“Esta tendencia menoscaba la meta de desarrollo sostenible (ODS5.3) orientada a eliminar el matrimonio infantil y toda forma de violencia contra la niñez de cara al año 2030”, agregó el Líder de World Vision en Latinoamérica, por ello agregó que es fundamental unir esfuerzos con diversos sectores para proteger a las niñas en condición de vulnerabilidad.

“Los gobiernos, donantes y socios deben hacer más para asegurar que las leyes que protegen a la niñez se cumplan y deben desarrollar una respuesta más robusta para eliminar el matrimonio infantil”, añadió Buzducea. World Vision sostiene que la comunidad internacional debe trabajar para aumentar a 18 años la edad mínima para el matrimonio. La investigación reafirma que postergar las uniones de hecho y matrimonios y mantener a las niñas en el sistema escolar es clave para mejorar su desarrollo y optimizar sus oportunidades económicas y sociales a futuro.

1 https://lac.unfpa.org/es/temas/embarazo-en-adolescentes#:~:text=En%20Am%C3%A9rica%20Latina%20y%20el%20Caribe%20registra%20la%20segunda%20tasa,19%20a%C3%B1os%20dan%20a%20luz

 

Contacto para Medios de Comunicación
Salomé Torres
+593 98 739 7505 salome_torres@wvi.org
Gabriela Becerra
+593 97 910 7920 gabriela_becerra@wvi.org
X
No te pierdas nada:

Artículos recomendados